Fundamentación

La necesidad de una preparación para el parto mediante cursos de “educación maternal” es cada vez más justificada, pudiendo hoy aseverarse que la misma constituye el aporte más importante y eficaz con el que cuenta la gestante y su pareja para llevar a buen término el embarazo.

La educación para el embarazo y parto ha evolucionado a través tiempo, desde el concepto de un “parto sin dolor” al de un “parto sin temor”, el de “psicoprofilaxis obstétrica” y “parto sin violencia”, llegando a la concepción actual en la que a todo esto se le ha sumado la convicción de que el embarazo y el parto deben constituir una experiencia feliz.

Sofrología

Es la ciencia sobre la que basamos nuestro curso. Realizamos relajacion sofronica con el fin de adquirir una mentalidad positiva en el momento del parto (sofroaceptación positiva).

Los beneficios de la relajación sofrónica son los siguientes:

  • Durante la contracción uterina, el profundo grado de relajación que las embarazadas logran favorece la dilatación.
  • Mediante la respiración sincrónica se pueden alejar temores que preocupan y hasta aterran a la gestante.
  • Fomentamos la ilusión por el hijo, porque de esta forma se logra, a través de la comunicación con el niño intrauterino, por medio de la palabra, la música,  el pensamiento y el tacto (con una mano colocada en el abdomen), una mejora en la conexión padre-madre-hijo.
  • Durante el curso damos a la gestante diversos recursos para atenuar los dolores y molestias del parto. Resulta importante no agotarlos rápidamente, utilizándolos en forma progresiva y en determinado orden a medida que vayan dejando de ser eficaces:
  • Tranquilidad y distraccción
  • Relajación
  • Respiración